Tasador de ARTE

Para comenzar es conveniente matizar las diferencias entre una tasación de arte y una valoración de arte. La valoración la lleva a cabo una persona con o sin estudios específicos que tenga un interés en el objeto artístico susceptible de valoración, dicho interés puede ser la compra, venta o adquisición del mismo. Por el contrario el Tasador de arte es una persona totalmente ajena al objeto artístico susceptible de ser tasado y que, además, posee estudios específicos que asegure la profesionalidad de los sectores en los que se mueve.

¿Qué conocimientos debe tener un tasador de arte?

Por otra parte, el Tasador de Arte debe poseer conocimientos específicos de cómo es el mercado del arte, es decir, cómo funciona, hacia quién va dirigido, su oscilación, etc. Por ejemplo, en el mercado del arte, cuantas menos obras tenga un artista reconocido, más valor económico tendrán. Estos conocimientos económicos del mercado son muy importantes para el Tasador de Arte y asimismo deben estar actualizados.

Un buen Tasador de Arte debe también tener amplios conocimientos en otras disciplinas. Por ejemplo, a la hora realizar una observación inicial de una obra pictórica es necesario tener conocimientos históricos y poder compararlos con la época de realización, el estilo, la técnica, etc.

Además, para un Tasador de Arte, puede ser importante los conocimientos caligráficos básicos para poder observar indicios de autenticidad de firmas o rúbricas. Igualmente son importantes conocimientos paleográficos básicos a la hora de tasar algún documento escrito, por ejemplo, en castellano antiguo.

Asesoramiento gratuíto

Para poder realizar una tasación objetiva y profesional es necesario también poder tener una clara observación a la hora de saber analizar todos los detalles. Tener un ojo clínico para ver los estados de conservación. Es bastante común observar obras pictóricas que, aparentemente, están perfectamente conservadas; sin embargo, si descolgamos el cuadro y lo vemos por el reverso, se pueden observar los inicios de un deterioro de la obra por cuestiones, por ejemplo, de humedad. Para que el Tasador de Arte pueda realizar profesionalmente su trabajo no sólo es necesario el estado de conservación, sino también la técnica que ha utilizado el autor, si es propia del mismo en la época de la realización de la obra.

Otra característica que diferencia a un buen Tasador de Arte es el poder tasar una obra sin saber el autor, o sin estar firmada. ¿Cómo lo hacemos? Para ello hay que tener en cuenta las características y calidad de las técnicas empleadas y saber contextualizarlo históricamente. Esto nos permitiría aproximar las fechas  y, en muchas ocasiones, gracias a esto, se tienen indicios de su autoría.

Finalmente, un Tasador de Arte, debe ser consciente de la importancia que tienen las colaboraciones entre colegas de diferentes disciplinas. En nuestro gabinete colaboramos con muchos especialistas de diferentes áreas. ¿a quién no le ha surgido una duda alguna vez? ¿sabemos lo mismo de escultura, que de pintura o de antigüedades? Cuando surge alguna duda es importante saber afrontarla y poder acudir a profesionales en otras materias que nos puedan ayudar a realizar una tasación de mayor calidad y mucho más rigurosa.

A continuación, le vamos a mostrar algún casos de éxito realizados por nuestros tasadores de arte:

CASO 1Un cliente solicita a nuestro tasador de arte que valore unas serie de cuadros de un familiar.
Leer Más
Como resultado del estudio del tasador de arte, se elaboró un informe de tasación en el cual se tasaban todos las obras de arte que tenia y también se le explicaba el por qué de las que no tenían valor.
CASO 2Un cliente solicita a nuestro tasador de arte que valore una serie de esculturas.
Leer Más
Como resultado del estudio del tasador de arte, se elaboró un informe de tasación con todo descrito.
Previous
Next